Actividad alternativa para hacer con niños

Si tus hijos son creativos y quieres que se expresen, dando salida a su mundo interior, escribir poesía puede ser una forma muy divertida de hacerlo.

Puedes plantearlo como una actividad en común, para hacer con ellos en una tarde de lluvia, o en las largas horas de las siestas de verano.

Cómo hacer que fluya la inspiración

No te preocupe mucho la forma que le des a tus poemas. Métricas y rimas o el verso libre, sale de manera espontánea; si de veras consigues que entren en el juego. Pueden ser también letras de canciones. Yo les he compuesto canciones a cada uno de mis hijos. Ellos han aprendido a improvisar, y ya cantan inventando letra y música. Solo les queda fijar lo que cantan, y escribirlo en un papel.

Se enganchan por la rima, la sonoridad de las palabras, la música o el humor y descubren un nuevo modo de expresión, que ellos aprenden y llevan a su propio terreno.

¿Cómo inspirarte? Personalmente, prefiero el método de «salir del laberinto»: Escojo varias fotos, palabras, colores al azar; las escribo o las pego en una pizarra y empiezo a buscar relaciones entre ellas. El resultado final es algo nuevo, inesperado… pero lo más divertido es el proceso de busca, en el que mis hijos intervienen conmigo.

Ilustrar y editar los poemas

Una vez escrito el poema, viene la ilustración: dibujos que tengan relación con SUS poemas.

Al final se plasma todo en una hoja de papel, en un folio o en un cuaderno.

Otra opción sería editar un pequeño libro familiar, juntando una colección de poemas. Hay muchos modos de hacerlo y en Editolandia tienen opciones estupendas para editar, imprimir e incluso publicar libros de poesías escritas en familia por niños.

¿Se comparten los poemas?

¿Cómo compartir los poemas? Algunos poemas nunca saldrán del diario… – por cierto, ¿escriben vuestros hijos su diario? -, otros querréis enmarcarlos y colgarlos de la pared de su cuarto.

En eventos familiares, resulta muy divertido que cada cual recite sus propias poesías. En nuestro caso nunca faltan notas de humor, que aluden a anécdotas, situaciones o caracteres de cada uno de nosotros, a los que los aludidos respondemos con deportividad. Creo que, más que a la lírica, en casa tendemos al sainete y el teatro, pero a veces también pega una poesía; más aun si es SUYA.

Ánimo padres, ¡podéis conseguir que vuestros hijos escriban poesía!

Creo que animar a nuestros hijos a escribir, compartir y recitar poesía, en cualquiera de sus formas, dignifica el uso de la palabra, tan degradada en nuestra actual cultura y ayuda a dar cohesión a la familia.

Lo que empieza como un juego, puede acabar como un hobby y terminar siendo una pasión.

¿Lo has intentado alguna vez con tus hijos o con tus alumnos?
¡Cuéntanos tus experiencias!


¡Publica hoy mismo tu libro con nosotros!

Logotipo de Editolandia

 

 

 

 

 

Da hoy mismo el primer paso, ¡haz realidad tu sueño de publicar tu propio libro!
¡Contacta con nosotros!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest